El  ácido valérico comúnmente conocido como ácido pentanoico, o ácido valeriánico es un compuesto orgánico, un ácido carboxílico con la fórmula C5H10O2 o C4H9COOH.

Es un ácido alquilcarboxílico de cadena lineal que se caracteriza por tener un olor muy desagradable y por eso es utilizado con frecuencia en la industria cosmética y en perfumes. Se encuentra naturalmente en las plantas y flores de la valeriana (Valeriana officinalis), de la cual toma su nombre. El valerato de etilo y el valerato de pentilo además se suelen utlizar en la industria alimenticia como aditivos alimentarios debido a sus sabores afrutados.

ácido valérico industria cosmetica

Estructura y fórmula del ácido valérico

  • Fórmula: C5H10O2
  • Punto de ebullición: 186 °C
  • Densidad: 930 kg/m³
  • Masa molar: 102,13 g/mol
  • Densidad: 930 kg/m³
  • CID de PubChem: 7991
  • Punto de fusión: -34,5 °C

El ácido valérico (ácido pentanoico o ácido propilacético en la denominación sistémica) es un miembro del grupo de  ácidos grasos rectos de cadena corta. Es un líquido incoloro con un aroma penetrante, ligeramente soluble en agua, soluble en alcohol y éter. Se derrite a -34 ° C y hierve a 186 ° C. ; hierve a 185°.

Los ésteres de valeriana tienen olores característicos que recuerdan los aromas de frutas, por eso es empleado también como sabores artificiales afrutados además de los usos más comunes en la industria de la fabricación de perfumes y cosméticos. (por ejemplo: valerato de metilo: florido, valerato de etilo: frutado particularmente manzana, isovalerato de etilo: manzana, valerato de amilo: manzana y piña).

Los ésteres obtenidos del ácido valérico en combinación con otros ácidos son muy variados y casi infinitos. Los ésteres se forman mediante la eliminación del agua y  alcohol de un ácido, por ejemplo, ésteres de ácido carboxílico, ésteres de ácido fosfórico y ésteres de ácido sulfónico.

usos del ácido valérico

Los ésteres de ácido carboxílico se usan como en una variedad de aplicaciones directas e indirectas. Los ésteres de cadena inferior se usan como materiales base aromatizantes, plastificantes, portadores de solventes y agentes de acoplamiento.

Los compuestos de cadena más alta se utilizan como componentes en fluidos, tensioactivos, lubricantes, detergentes, agentes aceitosos, emulsionantes, humectantes, tratamientos textiles y emolientes, también se utilizan como intermedios para la fabricación de una variedad de compuestos diana.

Los ésteres son casi infinitos y proporcionan una amplia gama de viscosidades, gravedad específica, presión de vapor, punto de ebullición y otras propiedades físicas y químicas para las selecciones de aplicaciones adecuadas.

El ácido valeriánico puede prepararse mediante la oxidación de n-pentanol con permanganato de potasio. También puede prepararse haciendo reaccionar un haluro de butilo con magnesio para obtener un reactivo de Grignard, que se hace reaccionar adicionalmente con dióxido de carbono para dar sal de valeriana.

Usos del ácido valérico

Los ésteres del ácido valeriano son materia prima útil para una variedad de compuestos industriales que incluyen;

  • Plastificantes y lubricantes
  • Disolventes y lubricantes biodegradables
  • Plásticos de ingeniería
  • Agentes de curado epoxi
  • Adhesivos y revestimientos en polvo
  • Inhibidores de corrosión
  • Perfumería y productos farmacéuticos
  • Electrolitos
  • Estabilizadores de vinilo.

En definitiva el ácido valérico se utiliza principalmente como producto químico intermedio para fabricar aromatizantes, perfumes, lubricantes sintéticos, productos químicos agrícolas y productos farmacéuticos.

El ácido valérico esta considerado como aditivo alimentario seguro de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

⇒ Cuidados y precauciones de uso: 

La manipulación del ácido valérico requiere ciertas precauciones.  Se debe evitar el contacto con los ojos ya que el concentrado de ácido valérico puede causar graves quemaduras químicas que pueden provocar
irritación con lesión corneal y/o deterioro permanente de la visión o ceguera.

Se debe evitar el contacto con la piel ya que puede causar enrojecimiento local severo,hinchazón y quemaduras.  El contacto prolongado con la piel puede provocar la absorción de cantidades dañinas.

La inhalación puede causar irritación en la nariz y la garganta.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar