Conoce los beneficios del omega 3 para el cerebro

Beneficios del omega 3 para el cerebro

Nuestro cerebro está formado por un 60% de grasa. Entre el 15 y el 20% se compone de DHA (ácido decoshexanoico), que es un ácido omega 3, que ofrece soporte estructural a las neuronas, células del sistema nervioso central.

Estas son las grasas más importantes, esenciales para la vida. Dado que nuestro cuerpo no puede producirlas, la única forma de obtenerlas es a través del consumo de alimentos ricos en omega 3. A través de estudios, con personas sometidas a pruebas de memoria y decisiones ejecutivas, se descubrió que el consumo de omega 3 es bueno para el cerebro y sus funciones. Los estudios revelaron que las personas que consumen más omega 3, con la ingestión de aceite de pescado, obtuvieron mejores resultados en las pruebas cognitivas, comparadas a las que no consumieron.

Omega 3 y sus beneficios para el cerebro

  • Beneficia el equilibrio Hormonal: El omega 3 facilita la comunicación entre las células y beneficia la producción de membranas celulares saludables. De esta forma, es posible la adhesión de las hormonas a las células, facilitando su transporte.

El omega 3 también ayuda a los receptores celulares, donde se unen las hormonas, proporcionando un estado óptimo, principalmente para las mujeres en el período premenopáusico, y durante la menopausia, cuando se produce una reducción en la producción de estrógeno.

  • Tiene un efecto rejuvenecedor: El hipocampo es el área del cerebro responsable del aprendizaje y la retención de información – la memoria. En un estudio reciente, realizado por James Pottala, de la University of South Dakota, en Sioux Falls, en el que se observaron a mujeres en el período postmenopáusico, y se descubrió que los ácidos grasos omega 3 actuaron directamente en todo el cerebro y en el volumen del hipocampo. El estudio, que fue publicado en Neurología, soporta la teoría de que debido al hecho de que el cerebro metaboliza el DHA en componentes anti-inflamatorios, puede disminuir la muerte celular, que ocurre con el envejecimiento, causando una reducción en el volumen del cerebro.

Se constata que el omega 3 es bueno para el cerebro, y esta especialmente recomendado para las personas en fase de envejecimiento, ya que el omega 3 aumenta la adaptabilidad de las sinapsis del cerebro, y ayuda en los procesos de aprendizaje y retención de la información. Se concluye entonces que los ácidos grasos Omega 3 poseen propiedades rejuvenecedoras en el cerebro, tanto funcionales como estructurales.

El cerebro está formado por más de 100 mil millones de células. Cada célula posee una membrana que está hecha de grasas, o lípidos. En realidad, las grasas ocupan el 60% del cerebro, y son los ácidos grasos omega 3 los dan soporte a la estructura de las células cerebrales. Por eso, son tan importantes para su mantenimiento. En general, los ácidos grasos poliinsaturados, o PUFAs, especialmente el DHA, son la estructura fluida, y son el vehículo para el transporte de las proteínas, responsables de las funciones vitales en el cerebro. Además, el DHA es fundamental para la formación de las sinapsis, y sólo es posible obtenerlo a través de alimentos que contengan omega 3.

  • Beneficia el desarrollo cerebral del feto: Se realizaron pruebas en niños cuyas madres ingerieron omega 3 durante la gestación. Se observó que estos niños presentaron resultados mejores, tanto en el comportamiento como en el desarrollo, mientras que los niños de madres que no consumieron DHA en forma de alimentos o suplementos presentaron resultados inferiores. .
  • Es bueno para la memoria: Se ha constatado que los suplementos de aceite de pescado y la ingesta de omega 3 ayudan a aumentar la memoria en hasta un 23%. Algunos estudios asocian el omega 3 con mejoras de la fluencia verbal y el aprendizaje.

Salud y omega 3

  • Felicidad y salud mental:  Los datos de los últimos 150 años apuntan un aumento a gran escala de las enfermedades mentales como la depresión y muchos expertos lo achacan en parte al escaso énfasis de los ácidos grasos esenciales (EFA) en la dieta occidental.

Artemis Simopoulos, presidente del Center for Genetics, Nutrition and Health, dice que “Cuando las células contienen cantidades iguales de Omega 6 y Omega 3, como ocurría anteriormente, ocurren menos inflamaciones, menos constricción en los vasos sanguíneos, y previenen la formación de coágulos, todas estas funciones son importantes en la prevención de muchas enfermedades “. Las grasas componen más de la mitad de la masa cerebral, como se ha dicho anteriormente. Regulan el flujo de proteínas y neurotransmisores, y son mensajeros químicos, también ligados a las fluctuaciones del humor. La depresión, desorden mental común en la sociedad actual, está ligada a la inflamación en el cerebro. Esta situación se evita con el DHA y la EPA. Entonces, una dieta con niveles adecuados de omega 3 surtirá un efecto positivo en el cerebro. La dopamina y la serotonina, los neurotransmisores que despiertan sensación de bienestar, también aumentan con la omega 3.

Los niveles bajos de DHA se asocian con la pérdida de memoria y la enfermedad de Alzheimer, pero existen estudios que sugieren que se pueden prevenir y probablemente ser revertidos. Anteriormente, se creía que el factor de edad estaba asociado con la cantidad de omega-3 en el cerebro. En otras palabras, con el avance de la edad, el cuerpo necesitaría mayores cantidades de omega-3.

Publicar comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar