Ácidos Grasos Omega 3

Los ácidos grasos omega-3 son grasas saludables esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Aportan muchos beneficios para la salud por eso es importante introducirlos a nuestra dieta. El consumo de omega 3 se considera esencial porque nuestro cuerpo no lo produce por si solo.  De hecho, nuestro cuerpo es capaz de sintetizar casi todos los tipos de grasas que necesitamos pero el omega 3 no.

Para qué sirve el omega 3

Más de 30 mil estudios científicos en los últimos 35 años han demostrado los beneficios de la omega-3 en todas las etapas de la vida, desde antes del nacimiento hasta la vejez. El omega-3 es uno de los nutrientes más investigados de todos los tiempos.

Los omega-3 se encuentran principalmente en los peces marinos, como el atún, el salmón, las sardinas y la anchoa, así como en las algas y algunas plantas. Los peces son la fuente principal de ambos omega 3, sin embargo también pueden ser encontrados en algunos vegetales o semillas.

Los ácidos grasos omega 3 también pueden ser utilizados como complemento terapéutico en tratamientos para la depresión, tratamientos de inflamaciones crónicas, como la tendinitis o artritis y ayuda a prevenir otras enfermedades como del corazón.

Tipos de omega 3, DHA – EPA y ALA

Los ácidos grasos omega-3 se clasifican en dos grupos: los de cadena larga y más insaturados, como el EPA y el DHA, y los de cadena corta, como el ALA. Los ácidos grasos altamente insaturados de cadena larga – EPA y DHA – son aquellos de los cuales nuestro cuerpo obtiene un mayor beneficio.

Los ácidos grasos omega 3 pueden ser de 3 tipos: EPA -Ácido Eicosapentaenoico , DHA – Ácido docosahexaenoico, o ALA – Ácido Alfa Linolénico.

Los ácidos grasos omega 3 EPA y DHA están presentes en algunos tipos de pescados, crustáceos y en una proporción inferior  en la yema de huevo. Mientras que el ácido – ALA – está presente principalmente en algunas plantas, en semillas y frutos secos.

Cada tipo de ácido graso omega 3 cumple una función distinta en nuestro organismo:

  • Omega 3 DHA: El ácido docosahexaenoico (DHA) de la serie omega 3 se relaciona con el buen funcionamiento del cerebro ya que ayuda a que se produzca una buena comunicación entre las neuronas, asegurando el buen funcionamiento del cerebro evitando el envejecimiento de las neuronas. Este tipo  de omega 3 también se relaciona con la salud de la retina de los ojos.
  • Omega 3 EPA: El ácido eicosapentaenoico (EPA) es el segundo ácido de la serie omega 3 se relaciona directamente con la salud del corazón y también ayuda el buen funcionamiento del cerebro ya que mejora la salud de los vasos sanguíneos, siendo este rico en propiedades  anti-inflamatorias y anticoagulantes.
  • Omega 3 ALA: El ácido α-linolénico (ALA) se diferencia de los dos anteriores porque es de origen vegetal que sirve para dar más energía a nuestro cuerpo y una pequeñísima parte, menos de un 5% se convierte en EPA o en DHA.

Al comparar las fuentes de omega-3, es importante entender que este tipo de ácido graso esencial se obtine a través de diferentes formas y productos. Las fuentes marinas, como el pescado, suministran omega-3 como ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosa-hexaenoico (DHA), mientras que las fuentes vegetales, como la linaza, suministran omega-3 como ácido alfa-linolénico (ALA). Los beneficios a la salud atribuidos al omega-3 se basan en las funciones del ácido eicosapentaenoicoácido eicosapentaenoico yácido α-linolénico  en el cuerpo, y todos ellos atienden a diferentes funciones que ayudan a prevenir determinadas enfermedades y mejorar el bienestar en general.

El omega 3 EPA y DHA son la doble dinámica del mundo de las grasas saludables. Se ha demostrado que el EPA y DHA trabajan en equipo para mantener la buena salud en todas las etapas de la vida, al ayudar a los cuerpos jóvenes a desarrollarse normalmente y los cuerpos mayores a envejecer con la salud. Sus efectos son inmensos y por eso se debería tener muy en cuenta la ingesta mínima recomendada para mantener adecuadamente el nivel de estos ácidos esenciales en nuestro organismo.

Beneficios del omega 3 para la salud

¿Sabías que el omega 3 aporta muchos beneficios a nuestro organismo? Las personas que hacen ejercicios, mantienen dietas equilibradas y consumen su dosis recomendada de omega 3 gozan de una mejor salud. Los ácidos del omega 3 ayudan a reducir el riesgo de padecer numerosas enfermedades. El omega 3 actúa como un antiinflamatorio natural por lo que su consumo ayuda a reducir la hinchazón.

También aportan muchos beneficios en los niños. El consumo de omega 3 en niños es recomendable para mantener su salud fuerte.

También se ha destacado su importancia en la prevención y mejora de una enfermedad tan indeseable como la artritis.

Uno de los beneficios más conocidos de este ácido graso es la forma en que afectan positivamente los factores de riesgo asociados con la enfermedad cardíaca dado que ayudan a reducir los triglicéridos altos.  Los especialista recomiendan la ingesta de una mayor cantidad de omega-3 cuando se presenta cuadros de triglicéridos altos, un factor de riesgo importante para la enfermedad cardíaca.

El omega 3 también ayuda en la regulación del colesterol. Algunas investigaciones han concluido que el omega-3 beneficia los niveles de colesterol al elevar los niveles de colesterol HDL (“colesterol bueno”), aunque algunos resultados también encuentran un ligero aumento en el colesterol LDL.  La relación de HDL: LDL debería ser muy cercana a 2: 1.


⇒ Sabías que un estudio de 2010 encontró que tres porciones de salmón a la semana redujeron con éxito la presión arterial en personas jóvenes y con sobrepeso durante un período de ocho semanas. 


El omega-3 pueden ayudar a su cuerpo a prevenir la acumulación de placa responsable del endurecimiento y la restricción de las arterias y ayuda a reducir los síntomas del Síndrome Metabólico, enfermedad que incluye: obesidad abdominal, niveles altos de azúcar en la sangre, triglicéridos altos, presión arterial alta y colesterol HDL bajo. Estos factores de riesgo, detectados en una persona, son indicativos de una alta probabilidad de que desarrolle enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular o diabetes. Múltiples estudios han encontrado que la administración de suplementos de omega-3 mejora los síntomas del síndrome metabólico y puede ayudar a protegerlo de las enfermedades relacionadas.

Los triglicéridos son grasas que en exceso en el organismo pueden causar varias enfermedades, principalmente cardiovasculares. Las dos principales sustancias grasas presentes en la sangre son el colesterol y los triglicéridos. Cualquiera de ellas es esencial para el organismo, pero si por la sangre circulan en valores anormales (elevados) surgen problemas a medio / largo plazo. Por eso es importante conocer las principales fuentes de omega 3 y añadirlas a nuestra tabla de nutrición para conseguir los niveles adecuados de este ácido y evitar así cualquier enfermedad que esta relacionada indirectamente a un bajo nivel de omega 3.  En definitiva estos aceites esenciales ayudan a reducir los niveles de grasa en la sangre – colesterol – y también ayudan a prevenir determinadas enfermedades cardiovasculares y enfermedades del corazón.

La investigación y estudio de los ácidos omega 3 también lo han asociado a beneficios relacionados con la prevención de determinados tipos de cáncer.

Otro aspecto relevante que nos debe concienciar de la importancia de elevar la ingesta de vegetales u otros productos ricos en omega 3 es que estos ácidos están presentes en las neuronas por lo que su consumo ayuda a mantener al salud de las conexiones químicas del cerebro. Uno de sus beneficios a corto plazo es la mejora de la visión y la reducción de problemas oculares.

A continuación veremos más información sobre otros beneficios del omega 3:

Beneficios del omega 3 durante el embarazo

  • Mejor desarrollo del bebé: El omega 3 se ha asociado al desarrollo neurológico y óptico del bebé. Los ácidos grasos EPA y DHA, ambos de la familia del omega 3, se relacionan con el desarrollo sano de las funciones cognitivas y visuales del bebé desde la barriga hasta los 6 meses de edad.
  • Impacto positivo en la salud de la gestante: Otro beneficio que los ácidos grasos EPA y DHA pueden proporcionar en la gestante es la prevención del parto prematuro y evitar algunos problemas durante el parto. Además, disminuyen los riesgos de epilepsia en la gestante y pueden ayudar en el aumento de peso del bebé. La deficiencia de omega 3 en el embarazo puede generar depresión y cambios de humor post-parto.

Cuidado: Es cierto que el omega 3 es un compuesto necesario para nuestra salud, pero es necesario estar atentos a las dosificaciones y a la forma de consumo. En general, se aconseja consumir entre uno y dos gramos de omega 3 diariamente, pero esto puede variar en función de diversos factores. Además, los pescados que consumimos pueden contener algunas toxinas del ambiente en que viven, como es el caso del mercurio. Varios expertos recomiendan más el uso de suplementos con aceite de pescado que el consumo de este producto fresco, ya que el proceso de refinamiento de los aceites permite eliminar estas toxinas.

Consejos: Si se pretende garantizar la dosis diaria de omega 3 sin tomar suplementos alimenticios es importante añadir el consumo de linaza y el aceite de linaza a su alimentación. Una cucharada de semillas de linaza garantiza casi todo el omega 3 necesario en un día. También se recomienda incrementar el consumo de zumos, vitaminas e incluso ensaladas o sopas con semillas de limaza.

Beneficios del omega 3 para adelgazar

Tradicionalmente, los pueblos asiáticos siempre presentaron algunos de los IMC (Índice de Masa Corporal) más bajos del planeta. Aunque no existe un factor único que pueda ser considerado responsable de esta característica, el alto consumo de pescados ricos en omega 3, por parte de las poblaciones de países como Japón está ciertamente relacionado. En cuanto al peso, el consumo de atún o salmón puede ser un factor determinante cuando tomamos en consideración que el ácido graso omega 3 tiene el potencial de reducir procesos inflamatorios.
La inflamación crónica puede causar una alteración en los mecanismos de control del hambre y de la saciedad, estimulando la liberación de hormonas que aumentan el apetito y dificultan la acción de aquellos con acción contraria.

Como el proceso inflamatorio también aumenta la resistencia a la insulina y favorece la retención de líquidos, reducir las inflamaciones puede facilitar, y mucho, la pérdida de peso.

Beneficios del omega 3 en el Cabello

¿Te has preguntado por qué tu cabello esta opaco. seco y sin brillo? No, pues unos de los motivos podría ser por falta del ácido esencial omega 3 en tu dieta.  La salud de nuestro cabello esta estrechamente vinculado con el consumo de grasas Omega 3.

Cuando al cuerpo le faltan nutrientes importantes como el Omega 3 el cabello se vuelve opaco y sin vida, ya que esta comprobado que el Omega 3 hace que tu cabello crezca y se fortalezca. Los beneficios del Omega 3 no se acaban en el cabello, ya que si nuestra piel esta seca o escamosa, o si nuestras uñas son débiles y quebradizas, se debe a que tenemos carencia de Grasas Omega 3, ya que también influyen en la resistencia y la estética de la piel y las uñas. Otra forma de identificar la falta de Ácidos Grasos Omega 3 es observar si se presentan signos como sed repentina y excesiva, falta de ánimo o fatiga, ojos secos, entre otras anomalías.

Si desea tener un cabello sano, fuerte y voluminoso, deberías considerar el consumo de grasas Omega 3, consumiendo alimentos ricos en Omega 3 ( Sardinas, truchas, anguilas, congrios, o frutos secos como las nueces, semillas de chía).

Beneficios del omega 3 en la prevención del cáncer de mama

Un reciente estudio realizado por el Colegio de Medicina de Penn en Hershey, Pensilvania (EE.UU.) constató que los ácidos grasos omega 3 reducen los riegos de que las mujeres con exceso de peso desarrollo cáncer de mama. El estudio se publicó en la revista Cancer Prevention Research.

Durante 2 años 266 mujeres posmenopáusicas con alta densidad mamaria, participaron en el citado estudio. Las mujeres se dividieron en tres grupos en virtud del peso: normal, sobrepeso y obesidad.   

El objetivo del estudio era valorar si durante este período se observada alguna variación en la densidad de la mama de las participantes. Según los expertos la densidad de la mama puede ser un factor de riesgo para el cáncer de mama.

Las mujeres que participaban en el estudio fueron distribuidas de forma aleatoria en 5 grupos distintos de tratamientos. El grupo (a) y (b) recibieron diferentes dosis de raloxifeno (60 mg y 30 mg), al grupo (c) se prescribió cápsulas de omega-3 (4 g), al grupo (d) se prescribió 30 mg de raloxifeno y 4 g de omega-3. Finalmente el grupo (e) no recibió ningún tratamiento.

 La investigación relacionó la ingesta de el omega 3 por parte de los grupos (c) y (d) con una reducción de la densidad de mama. Sin embargo este resultado solo se observó en un 20% de las mujeres que eran obesas.

El estudio concluyó que los ácidos omega 3 tienen un potente efecto anti-inflamatorio que favorece la prevención del cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas obesas.

Alimentos con omega 3

Una alimentación equilibrada, rica en Omega 3 es esencial para mantener nuestro bienestar. Es a través de la alimentación que nuestro cuerpo va conseguir los nutrientes derivados del omega 3, ya sea mediante el consumo de peces ricos en omega 3, algunos vegetales o a través de complementos alimenticios.

Los ácidos grasos Omega 3 (ALA – DHA y EPA) son esenciales para nuestro organismo y dado que nuestro cuerpo no puede sintetizar estos compuestos de forma natural, necesitamos consumirlos a través de la alimentación.

El omega 3 se encuentra fácilmente en determinados peces y crustáceos. Para asegurar la presencia del omega 3 es importante que el alimento no sea cocinados a altas temperaturas, ni sea frito.

Omega 3 alimentos

Omega 3 en pescados

El consumo de pescados con omega 3 nos ayuda a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares y contribuye a la disminución de factores de riesgo para las enfermedades asociadas a la obesidad y por consecuencia problemas del corazón. Cocinado, gratinado o asado, deben estar presente en nuestra alimentación. La sardina, el atún y el salmón son tipos de pescados contiene omega 3.

Una alimentación equilibrada y variada que se precie incluye pescado, ya sea fresco, congelado, seco o de conserva. Algunos estudios asocian el consumo de este alimento con omega 3 a diversos beneficios para la salud, tales como la disminución de factores de riesgo de tener colesterol o sufrir hipertensión.

El pescado azul contiene omega 3, y son conocidos como pescados grasos, son que aportan mayores valores de Omega 3 en comparación con otros tipos de pescados magros, también conocidos como pescado blanco.

Pescado azul con Omega 3

alimentos con omega 3La clasificación entre pescado azul o blanco, graso o magro responde a criterios nutricionales. En concreto se tienen en cuenta la cantidad de grasa insertada entre los músculo, siendo que en cantidades superiores al 5% entrarían en la consideración de pescado graso.

Los principales pescados azules son: Atún, salmón, sardina, jurel, arenque, trucha, caballa, bonito, lamprea, anguila, salmonete, sardina, anchoa, etc.

Se recomienda consumir entre 2 o 3 raciones de pescado azul a la semana para garantizar todos los beneficios que aporta el omega 3 para nuestro organismo.

Respecto a los pescados blancos, su contenido graso no supera el 2% y por eso tienen la consideración de pescados magros. Su consumo también es muy saludable, sin embargo su aportación de omega 3 para el organismo es muy inferior respecto al pescado azul. 

Los principales pescados blancos son: bacalao, rape, merluza, lenguado, cabracho, gallo, etc.

En la siguiente lista destacamos el equivalente a la dosis consumida de omega 3 por  cada 100g de de pescado azul y marisco.

Alimentos con Omega 3 EPA:

  • Centollo → 1´01g
  • Arenque y Sardina → 0´89g
  • Caballa, Atún, Bonito → 0´78g
  • Anchoas, Boquerones → 1´18g
  • Salmón → 0´40g

Alimentos con Omega 3 DHA:

  • Atún → 2´18g
  • Atún, Bonito en escabeche → 1´36g
  • Abadejo → 1´35g
  • Sardinas → 1´32g
  • Salmón → 0´79g

También es importante conocer la procedencia del producto que se ingiere ya que si el pescado es de piscifactoría y según la alimentación que reciba tendrá más o menos cantidad de omega 3. Algunas raciones utilizadas incrementan la cantidad de omega 6 del alimento. El omega 6 también es importante para la salud pero el gran problema es que su exceso consume el omega 3, por lo que la relación entre los dos debe ser equilibrada.  Lo ideal sería la ingesta de cantidades similares, sin embargo llagar a un equilibrio es difícil.

Hoy en día también podemos en productos enriquecidos con omega 3. Sin embargo es necesario leer bien la información de la etiqueta de un producto que anuncia que contiene omega 3 ya que muchas veces el porcentaje de estos ácidos son tan mínimas que realmente no aportan nada. Además, los consumidores corren el riesgo de creer que simplemente consumiendo estos productos ya tendrán alcanzarán el nivel de omega 3 recomendado.

Por eso es importante, asegurarse que el consumo de estos productos no sean la única ingesta de omega 3.  Para alcnzar una buena nutrición es importante optar por dietas variadas e equilibradas, ricas en vitaminas, nutrientes y ácidos grasos insaturados.

Pescados Omega 3
El salmonete es el pescado más rico en Omega 3

Omega 3 y el aceite de pescado

Para entender la relación entre el omega 3  y el aceite de pescado es importante saber que el omega 3 se encuentra en grandes cantidades en los aceites de pescado.

El aceite de pescado es un suplemento que se produce a través de la absorción de nutrientes por medio de los alimentos, garantizando una buena cantidad del nutrientes concentrado. Por lo tanto, la cantidad de omega 3 consumido a partir del aceite de pescado es más elevada ya que se trata de un concentrado. Muchas personas prefieren tomar aceite de pescado para garantizar el consumo recomendado de omega 3 sin tener que modificar su dieta diaria.

Nuestro organismo necesita cubrir unos niveles mínimos de este ácido esencial por eso es recomendable optar por algunas de las fuentes de omega 3 disponibles, que en este caso sería  a través de la alimentación, principalmente a través del consumo de pescado, algunos vegetales o bien a partir de suplementos o cápsulas de omega 3.

Omega 3 y los alimentos veganos

Algunos alimentos con omega 3 pueden ser especialmente empleados en dietas veganas por su origen vegetal. A continuación os facilitamos una lista con alimentos ricos ácidos grasos Omega 3 tipo ALA de origen vegetal que sirven,  entre otros beneficios, para aportar más energía a nuestro cuerpo

Alimentos con Omega 3 DHA:

  • Aceite de canola → 6´0g
  • Aceite de linaza → 6´0g 
  •  Aceite de soja → 7´07g
  •  Nueces → 6´43g
  •  Aceite de maíz → 1´41g
  •  Aceite de girasol → 1g
  •  Aceite de oliva → 0´55g
  • Semillas de lino → 2´3g
  • Semillas de Chía.

¿Sabes qué cantidad de Omega 3 debes consumir diariamente?

Diversas organizaciones mundiales, en base a un estudio propio o ajenos, recomiendan diferentes cantidades de EPA y DHA, pero la mayoría de los expertos en omega-3 recomiendan que los adultos consuman diariamente al menos 250 mg de Omega-3 EPA y DHA (equivalente a dos comidas con pescado graso por semana) buena salud general y prevenir deficiencias.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) / Consulta de expertos en Grasas y ácidos grasos en la nutrición humana de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2010 recomienda:

• Adultos – 250 mg / día de EPA / DHA
• Embarazadas / lactantes – 250 mg de EPA + DHA / día más 100-200 mg de DHA

La Sociedad Internacional para el Estudio de los ácidos grasos y los lípidos (ISSFAL, por sus siglas en inglés) en 2004 recomienda, en base a un estudio propio:

•  500 mg / día de EPA / DHA para adultos para la salud cardiovascular
•  Asociación Americana del Corazón (AAC) en 2002
•  Dos porciones de pescado gordo por semana – para la buena salud general
•  1.000 mg / día de Omega-3 EPA / DHA – pacientes con enfermedad cardíaca coronaria
•  2.000 a 4.000 mg / día de omega-3 EPA / DHA – pacientes con triglicéridos altos

Departamento de Agricultura y Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (USDA y HHS, por sus siglas en inglés) recomienda:

•  Población general – debe consumir cerca de 2.300 mg por semana de mariscos variados, que proporcionan un consumo de 2.500 mg al día de EPA y DHA.
•  Embarazadas y lactantes – se recomienda que consuman al menos de 2.300 a 3.400 mg por semana de frutos de mar variados, optando por aquellos que contengan bajo contenido de metil mercurio.
•  Adultos – 250 mg / día de EPA / DHA

Alimentos enriquecidos con omega 3

Los alimentos como la mantequilla, la leche, los huevos y los panes se pueden encontrar en la versión enriquecida con omega 3, y son una buena forma de aumentar el consumo de este nutriente anti-inflamatorio.

Sin embargo, la calidad y cantidad de omega 3 en estos alimentos sigue siendo pequeña, siendo importante mantener el consumo de alimentos naturalmente ricos en ese nutriente, como salmón, sardina, atún, linaza y chia, que deben ser consumidos por lo menos 2 veces por semana.

Suplementos alimenticios de Omega 3

Otro opción para consumir  omega 3 a través de los suplementos alimenticios ricos en omega 3. Normalmente estos compuestos se producen con aceite de pescado, aceite de linaza y otras sustancias ricas en omega 3. Muchos suplementos alimenticios se combinan con probióticos que se combinan para potenciar su efecto y mejorar la flora intestinal

Es importante remarcar que, antes de empezar a tomar cualquier tipo de suplementación, es fundamental consultar con un especialista, principalmente en el caso de las mujeres embarazadas y de las personas que toman otros medicamentos regularmente.


⇒ Hasta ahora hemos revisado las características, propiedades y beneficios del omega 3 sin embargo no hemos tratado los ácidos grasos omega 6 y omega 9 respecto a sus características, beneficios y relación de proporcionalidad entre ellos.


Omega 3 y 6, descubre sus diferencias

El omega 6, también conocido como ácido linoleico, es un lípido esencial que tiene grandes beneficios para nuestra salud. El omega 6 ayuda a fortalecer la piel y a eliminar y bajar el indice de colesterol en nuestra sangre, lo cual es algo muy bueno ya que si los indices de colesterol son muy altos pueden presentarse dificultades cardíacas o circulatorias. Pero esto es un arma de doble filo, ya que si el omega 6 se encuentra en cantidades descontroladas, puede causar el espesamiento de la sangre, aumentando la posibilidad de sufrir la formación de coágulos en nuestros vasos sanguíneos, los cuales aumentan el riesgo de sufrir un infarto.

Esta desventaja del Omega 6 puede ser neutralizada gracias a uno de los beneficios del Omega 3, que regula y contrarestra este efecto que tiene el Omega 6 en la densidad de nuestra sangre, evitando la formación de coágulos u otras obstrucciones provocadas por materia grasa. Si queremos que los efectos del Omega 6 tengan un correcto funcionamiento para nuestro cuerpo, debemos consumirlos junto a una cantidad de Omega 3 que sea considerable, ya que si se consumen en correcta proporción, se aprovecharan al máximo sus beneficios.

El omega 6 se puede encontrar en los huevos, en la margarina, en cereales y aceites vegetales. Se ha comprobado que la proporción de Grasas Omega 6 y Omega 3 es de 1 es a 4 (respectivamente), por lo cual el consumo de Ácidos grasos Omega 3 debe ser 4 veces mayor que el consumo de Omega 6.

Omega 3, 6 y 9 ¿para qué sirve cada uno de ellos?

Los tres tipos de omegas son grasas que deben estar presentes en nuestra dieta. En común, todas colaboran para el aumento del colesterol bueno, conocido como HDL, y en la disminución de triglicéridos y del colesterol mal, llamado LDL, previniendo enfermedades cardiovasculares.

⇒ Omega 3: Este ácido es el más importante de los tres. Su actuación en el cerebro contribuye al mantenimiento de las funciones cognitivas y de la transmisión de impulsos nerviosos. Además aporta muchos otros beneficios para mantener el buen funcionamiento del cuerpo humano.

⇒ Omega 6: Presente en todas nuestras células corporales – pero no producido por el cuerpo humano -, esa sustancia debe ser ingerida frecuentemente a través de alimentos ricos en omega 6. Este nutriente interfiere en la formación de las membranas celulares y de la retina, actúa en la síntesis hormonal y colabora para el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico.

⇒ Omega 9: Este ácido también conocido como ácido oleico Este elemento es un anti-inflamatorio que ayuda a prevenir el cáncer y actúa contra enfermedades del corazón y contra el envejecimiento precoz de las células. El omega 9 es una grasa monoinsaturada y recibe esa clasificación porque posee una única doble unión de carbono en su molécula. Esto la hace mucho más flexible y fácil de metabolizar, a diferencia de las grasas saturadas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar