Acido Eicosapentaenoico

El ácido eicosapentaenoico (EPA) es uno tipo de omega-3 esencial para el cuerpo. La dieta occidental típica es relativamente deficiente en ácidos grasos omega-3 en comparación con las dietas de nuestros antepasados. Las principales fuentes del ácido eicosapentaenoico son los peces de agua fría como el salmón salvaje o el atún. Los suplementos de aceite de pescado también pueden aumentar las concentraciones de EPA en el cuerpo.

Diversos estudios han resaltado que la ingesta de ácido eicosapentaenoico aporta diversos beneficios para nuestra salud, entre los cuales se destaca capacidad para prevenir o mejorar las enfermedades coronarias, presión arterial alta y los trastornos inflamatorios como la artritis reumatoide.

Este ácido junto con el ácido linolénico y el ácido docosahexaenoico forman el grupo de ácidos grasos esenciales del omega 3.

Fórmula del ácido eicosapentaenoico (EPA)

que es acido eicosapentaenoico

  • Fórmula: C20H30O2
  • Punto de fusión: -54 °C
  • Denominación de la IUPAC: (5Z,8Z,11Z,14Z,17Z)-eicosa- 5,8,11,14,17-pentenoic acid
  • Masa molar: 302,451 g/mol
  • Clasificación: Ácido graso omega 3, Eicosanoid Precursor

Beneficios del  ácido eicosapentaenoico (EPA)

Además de los beneficios que se han mencionado al inicio de la página, el omega 3 EPA aporta muchos otros beneficios para la alud. Estudios han demostrado que los ácidos grasos omega-3, incluido el EPA, que se encuentra en los aceites de pescado modifican la respuesta inmune del cuerpo y pueden ser útiles en el tratamiento de enfermedades inflamatorias autoinmunes. Los ácidos EPA también han demostrado mejorar la salud cardiovascular y pueden prevenir la acumulación de placa (colesterol y grasa) en las paredes de las arterias. La suplementación con aceite de pescado también puede reducir la presión arterial alta en personas con diabetes.

Los ácidos grasos omega-3 en equilibrio adecuado son esenciales para el crecimiento y desarrollo normal. Los expertos en nutrición recomiendan la ingesta adecuada de cada tipo de ácido graso omega-3 durante el embarazo o lactancia.

El ácido eicosapentaenoico también aporta efectos positivos en el caso de tratamientos de enfermedades pulmonares, renales, diabetes tipo II, obesidad, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, anorexia nerviosa, quemaduras, osteoartritis, osteoporosis, trastorno por déficit de atención con hiperactividad y etapas tempranas de cáncer colorrectal.

La EPA también ha demostrado aumentar los efectos de una combinación de dosis bajas de etretinato y un medicamento tópico con corticosteroides utilizado para tratar la psoriasis crónica grave.

Otros beneficios asociados al ácido eicosapentaenoico: 

  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): Debido a que los niños necesitan ácidos grasos omega-3 para que sus cerebros se desarrollen adecuadamente, los investigadores han analizado si el aceite de pescado podría reducir los síntomas del TDAH y los resultados no son conclusorios pero si positivos, reduciendo algunas síntomas del problema.
  • Depresión: Algunos estudios muestran que al ácido eicosapentaenoico ayuda a reducir los síntomas de la depresión.
  • Enfermedad del corazón: El consumo de alimentos ricos en EPA parece ayudar a las personas que ya tienen una enfermedad cardíaca. También ayuda a reducir el riesgo de desarrollar problemas cardíacos. También ayuda a reducir los triglicéridos y la presión arterial, reduce el riesgo de coágulos sanguíneos, mejora la salud de las arterias y reduce la cantidad de placa arterial, que estrecha las arterias y causa enfermedades cardíacas. Se suele recomendar suplementos de aceite de pescado para las personas con enfermedades cardíacas ya que ni siempre se consume los niveles adecuados de EPA a través de la alimentación.
  • Artritis Reumatoide: Varios estudios indican que el aceite de pescado rico en ácido eicosapentaenoico  puede ayudar a reducir los síntomas y la inflamación de la artritis reumatoide. Sin embargo, no evita que el daño en las articulaciones empeore.
  • Menopausia: Un estudio encontró que la EPA redujo la cantidad de sofocos en 1,58 por día en mujeres menopáusicas. Sin embargo, no disminuyó la severidad de los sofocos.
  • Dolor menstrual: El aceite de pescado con EPA parece reducir el dolor de los cólicos menstruales cuando se toma con regularidad (no solo cuando se menstrúa).
  • Síndrome de Raynaud: Varios estudios muestran que las dosis altas (12 g) de aceite de pescado pueden hacer que los dedos de manos y pies sean menos sensibles al frío cuando las personas tienen el síndrome de Raynaud. Las dosis que superan las recomendadas solo deben tomarse bajo la supervisión de un médico.
  • Lupus: Algunos estudios sugirieren que el aceite de pescado reduce la fatiga y el dolor articular provocado por el lupus.

Alimentos con ácido eicosapentaenoico

El EPA se puede obtenerse con la ingesta de pescados de agua fría como el salmón, el atún, la caballa, las sardinas, los mariscos y el arenque.

Las cápsulas de aceite de pescado pueden estar asociadas con efectos secundarios como heces blandas, molestias abdominales y eructos desagradables. Además, pueden prolongar el tiempo de sangrado levemente; por lo tanto, las personas con trastornos hemorrágicos o que toman medicamentos anticoagulantes deben hablar con sus proveedores de atención médica sobre el uso de cápsulas de aceite de pescado antes de tomarlas. El consumo de suplementos de aceite de pescado también puede aumentar los requerimientos de antioxidantes en el cuerpo. Tomar vitamina E adicional junto con estos suplementos puede estar justificado; nuevamente, consulte a su proveedor de atención médica.

⇒ NOTA: Los suplementos que contienen EPA no se pueden recomendar para bebés o niños pequeños porque alteran el equilibrio adecuado con DHA, otro ácido graso omega-3 necesario durante el desarrollo temprano. Esto sugiere que las mujeres embarazadas también deben tener cuidado al tomar suplementos de aceite de pescado.

¿Cuál es la dosis recomendada de ácido eicosapentaenoico ? ¿Cómo tomarlo?

La ingesta diaria adecuada de EPA para los adultos debe ser de al menos 220 mg por día.

En la dieta: de 2 a 3 porciones de pescado graso por semana, que es lo mismo que aproximadamente 1,250 mg de EPA y DHA por día.

Los suplementos de aceite de pescado ricos en EPA aportan entre 3,000 a 4,000 mg de aceites de pescado estandarizados por día.  Las personas que toman medicamentos anticoagulantes, como warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix) o aspirina, o personas que tienen hemofilia, deben consultar con su médico de cabecera antes de tomar suplementos de pescado.

Precauciones:

Las cápsulas de aceite de pescado contienen DHA y EPA. NO se recomienda dar suplementos con EPA a los niños a menos que el pediatra lo recete ya que el ácido eicosapentaenoico altera el equilibrio saludable entre DHA y EPA durante el desarrollo temprano.

Las cápsulas de aceite de pescado pueden causar efectos secundarios menores, como heces blandas, malestar estomacal y eructos.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar